sábado, 22 de noviembre de 2008

Todo.

P_Te lo daría 'todo'.
Y_Me sorprendes complacida.
P_¿Quieres mi compañía?'
Y_Siempre.

P_Eres grande.
Y_Yo sí y tú también.
P_Por eso hacemos tan buena pareja.

Y_¿Me olvidarás?
P_¡Que va!. Eso nunca.

Tendremos un Tú y Yo.


Me quedo con esto. Todo lo sentido. Ahora que no tengo tu mirada, ni tu voz, ni tu mano en la mía.

3 comentarios:

amor dijo...

te leo así, sé que me lees, sé muy poco, pero busco, busco más de ti

s

Arganor dijo...

A veces darlo todo es quedarse sin nada.
A veces sorprenderse por algo es ver lo evidente.
A veces sentir la compañia es dejar de sentir la soledad.

A veces olvidar es algo fortuito, necesario, pero nadie olvida lo que nos ha tocado el corazón, lo que nos ha colmado de felicidad.

Los sentimientos se hacen eternos.
Las miradas cómplices.
Los besos un destello del pasado que perdura en el futuro hasta lo insondable.

Que bonitas palabras me endulzan esta noche al leer tu texto, al entrar en tu morada virtual.

Que bonito dilema, cuando no estés me quedará tu recuerdo. "Ad eternum".

juan rafael dijo...

Los recuerdos son díficiles de borrar, excepto por el Alzheimer.