viernes, 16 de mayo de 2008

¿Nunca el tiempo es perdido?

Porque al igual que tenéis ojos para ver la luz, oídos para oír los sonidos, tenéis un corazón para percibir con él, el tiempo. Y todo el tiempo que no se percibe con el corazón está tan perdido como los colores del arcoiris para un ciego o el canto de un pájaro para un sordo. Pero por desgracia, hay corazones ciegos y sordos que no perciben nada, a pesar de latir. (Momo. Michael Ende).


Para mí, existe un corazón que nunca tuve y siempre fué mío. Me hacía sentir su latir cada vez que lo veía. El único que le abrió su puerta a mi alma perdida.
¿Perdí el tiempo que ya no volverá? ¿Será que ya no siente nada?

2 comentarios:

El Principe dijo...

También yo, procuro tener el corazón ciego y sordo,
Dijo “No” a tantos momentos…
Todo, por que no quiero sufrir,
Pero, quizás… empiece a decir que “si”…
Oigo algún murmullo en mi corazón.
Es él mismo que quiere escuchar y ver.
Preveo movimiento sísmico.
Un saludo.

fire dijo...

Hola corazon...
hace un siglo que yo cambie el mensaje de los comentarios...pero imagino que en la configuracion del blog...es una opcion que ofrece blogguer...no tuve que hacer nada especial..solo entrar al sitio adecuado y modificarlo..
ahora no recuerdo donde lo hice....

un placer leerte..
un beso
:-)