viernes, 13 de junio de 2008

Optimismo vital


El derrotismo, la autocondena y el lamento son la carcoma de la voluntad, de la mente y de la salud física y psíquica.
Intento desterrarlos para siempre de mi vida y practico el optimismo realista, sin olvidar que llegaré a ser y a vivir según pienso y me juzgo a mí misma.

Las lamentaciones no me sirven para nada. Hoy es uno de esos días en los que te das cuenta que entregarse a ellas es perder el tiempo presente por un pasado que ya no nos pertenece.
'Si tiene remedio, ¿porqué te quejas?. Si no lo tiene, ¿porqué te quejas?'(Proverbio oriental).
Haciendo acopio de valor y de forma decidida, paso página.

3 comentarios:

El Principe dijo...

Corazón, Los conceptos los tenemos, otra cosa son formas y el hacerlo. Pero claro que sí, vas en buen camino, pero yo se y tu sabes qe no es facil. Pero Ánimo. PODREMOS.
GRACIAS POR TUS PALABRAS, YA ESTOY MÁS ANIMADO.

Beatrix dijo...

Gracias a tí, Príncipe, por estar ahí. Cuídate.

El Rincón del Relax dijo...

Hola, bonito e interesante blog, recibe un afectuoso saludo desde mi rincón!