jueves, 19 de junio de 2008

Dueña de este mar.

Y sumergirme....
No hay ruido.
Paz, divino tesoro.
Voces lejanas que llegan muy bajito...

Y sentirme...Bien.
Sólo yo.
Mis pensamientos.
Unos salen a flote,
otros se ahogan en el olvido.

Y salir a tomar aire.
Respirar profundo.
Sentir el calor del sol.
El contacto con el aire me eriza la piel.

Y así..., vivir.

1 comentario:

El Rincón del Relax dijo...

Hola de visita otra vez por tu precioso blog, es un gusto el leerte. Un abrazo