lunes, 20 de octubre de 2008

Es

Es una verdadera pena vivir, añorando ese amor que nunca nos colmará de felicidad.

De lo único que estoy segura es lo mucho que te extraño, aunque seas una persona normal y corriente, para mí eso, precisamente, es lo más importante, que seas Tú.
Cuídate.

2 comentarios:

el piano huérfano dijo...

abre tu corazón, tus brazos
iluminate con tu propia luz y veras que el amor no le extraña porque es alcanzable.

un beso

te pongo como blog que sigo

amor en libertad dijo...

bea, las puertas del presente están abiertas, nada se ha acabado, todo lo que viene si lo aceptas habla de felicidad, ya verás

(mil gracias por hacer clic en mi botón de "seguir", me has llenado de alegría, de verdad)

s